Tres detenidos tras intervenir 622 plantas de cannabis en Tíjola

0
1139
Guardia Civil
Guardia Civil

La Guardia Civil ha detenido en Almería y Cáceres a tres presuntos miembros de una organización dedicada a la compra de plantaciones de cáñamo industrial con la finalidad de extraer el CBD de las flores para su venta ilegal, tras intervenir 622 plantas de cannabis en Tíjola.

La Guardia Civil ha detenido en Almería y Cáceres a tres presuntos miembros de una organización dedicada a la compra de plantaciones de cáñamo industrial con la finalidad de extraer el CBD de las flores para su venta ilegal, tras intervenir 622 plantas de cannabis en Tíjola .

Según ha explicado el instituto armado en una nota, en la Operación Índalo 85 Mazorca ha sido investigada una cuarta persona, también por delitos contra la salud pública, como en el caso de los arrestados. La Guardia Civil ha explicado que esta investigación se inició a mediados de 2021 tras la inspección llevada a cabo en una finca de Tíjola a una plantación supuestamente destinada a la producción de cáñamo industrial.

Los investigadores hallaron un cultivo de 622 plantas de cannabis, en avanzado estado de floración, vigiladas con cámaras de caza y ocultas entre una plantación de maíz.

Los agentes encargados de la investigación localizaron el secadero del cultivo en una construcción «abandonada y tapiada casi en su totalidad», donde se encontraban las partes floradas de las plantas colgadas para su secado y el resto (el tallo) desechado en el exterior.

El responsable del cultivo explicó que la producción de cáñamo estaba destinada a una empresa con sede en Cáceres, y a continuación fue detenido tras el hallazgo del secadero de cogollos, los tallos desechados y la ausencia de semillas.

Según el instituto armado, la empresa investigada pretendía comprar el cultivo y para ello llegaba a acuerdos con productores españoles de cáñamo industrial, consistentes en la adquisición de las cosechas completas para trasladar las plantas enteras a terceros países.

Una vez en el extranjero, extraían los cogollos y derivados de CBD para su posterior venta. Los investigados también ofrecían servicios de asesoramiento, suministro de semillas y germinación.

La Guardia Civil ha recordado que el cultivo de cáñamo está permitido si es destinado exclusivamente a fines industriales, es decir, aquellos cuyo destino sea la producción de fibra o semillas, destacando que es «ilícita» la manipulación, secado, envasado y venta de las «sumidades floridas».

También está permitido con autorización expresa de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) para fines científicos, médicos o de investigación.